Remedios naturales con plantas para el cuidado de la boca


Mantener una buena salud bucal es fundamental, para ello debemos prestar atención en su higiene y realizar revisiones periódicas para evitar irritaciones, inflamaciones, infecciones, encías sangrantes y sequedad.

Los colutorios bucales son un complemento ideal para garantizar la higiene de nuestra boca. Se diferencian de los enjuagues bucales por ser más espesos, aunque los podemos encontrar también diluidos. Mientras los enjuagues bucales tienen como finalidad complementar la higiene bucal, el objetivo de los colutorios es el de ayudar a la curación de diversas afecciones bucales gracias a sus propiedades antisépticas, astringetes y emolientes.

salud-bucal-con-plantas-medicinales

Hoy os quiero explicar como hacer un colutorio antiséptico que os resultará muy efectivo para tratar el sangrado de encías y para eliminar la placa bacteriana así como las úlceras de la boca o el mal aliento, al mismo tiempo que fortalecerá vuestros dientes y encías. Para ello sólo necesitamos cuatro ingredientes muy fáciles de encontrar:

Ingredientes:

  • 500 ml de agua
  • 3 cucharadas de salvia
  • 1 cucharadita de sal
  • 15 gotas de aceite esencial de salvia o árbol de te

Agua: El agua será nuestra base. Podemos utilizar agua embotellada o la del grifo aprovechando que normalmente contiene flúor. Si el agua de tu ciudad está fluorada ya no es necesario que utilices dentífricos con flúor, un exceso de este mineral no es saludable.

Salvia: la salvia posee propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes. Una planta con multitud de propiedades curativas que contribuirá a desinfectar nuestra boca, a desinflamar las mucosas nasales, de la garganta  y de la boca, eliminará el mal aliento y mantendrá nuestra boca fresca. Además sus propiedades bactericidas y cicatrizantes serán de gran ayuda en caso de gingivitis o úlceras bucales.

salvia

Sal: la sal utilizada como enjuague bucal ayuda a prevenir la caries, desinflama las encías, elimina las bacterias que provocan la halitosis, calma el dolor, desinfecta y favorece la curación de heridas al mismo tiempo que arrastra los restos de comida que el cepillado no ha sido capaz de alcanzar.

Aceite esencial de salvia: es antibacteriano, cicatrizante, antiséptico y antiinflamatorio. Un aceite esencial ideal para casos de faringitis o amigdalitis, también para curar yagas, gingivitis o úlceras bucales.

Elaboración:

  • Llevamos el agua a ebullición.
  • Una vez arranca a hervir, la retiramos del fuego y añadimos la salvia.
  • Tapamos y dejamos reposar durante 10-15 minutos.
  • Seguidamente filtramos y añadimos la sal.
  • Dejamos enfríar y añadimos el aceite esencial de salvia.
  • Mezclamos bien y envasamos.

Aplicación:

  • Enjuagar la boca después del cepillado durante 30 segundos.
  • Si lo deseamos, para una higiene más profunda, podemos mojar el cepillo con este enjuague y cepillar los dientes sin aclarado.

 

220_883231_6872940_629168

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s