La saponificación y sobreengrasamiento de los jabones


A la hora de elaborar jabones artesanales debemos entender bien en que consiste el proceso de saponificación. La saponificación es la reacción química entre un ácido graso y un medio alcalino que separa la glicerina y los ácidos grasos. Así pues, al mezclar ácidos grasos que serían tanto grasas animales como aceites vegetales, con agua y un medio alcalino que sería en este caso la sosa caústica (NaOH) o la potasa (KOH), se obtiene el jabón y al mimo tiempo la glicerina. Este método de hacer jabón se le conoce como proceso en frío.

Ácidos Grasos + Solución Alcalina = Jabón + Glicerina

Debemos tener en cuenta que tanto la sosa caústica como la potasa son elementos muy peligrosos por sí solos y por lo que su manejo requiere una serie de medidas de seguridad para manipularlos. Son muy corrosivos por lo que siempre debemos ir con ropa de manga larga para no dejar la piel al descubierto, emplear gafas de seguridad, mascarilla y guantes, además de hacerlo en un lugar ventilado.

saponificacion

A la hora de elaborar un jabón que queramos usar para la piel debemos tener unos conocimientos básicos sobre la saponificación para obtener un buen jabón que esté perfectamente saponificado y con unas excelentes cualidades limpiadoras y emolientes que no irriten o dañen nuestra piel.

El proceso en frío conlleva a que el jabón debe resposar entre 4-6 semanas. Este es el tiempo que necesita para secarse, endurecerse, para que desaparezcan todos los restos de la sosa y para que el PH baje a valores de entre 8.5 y 9.5. Este tipo de jabones son aptos para la limpieza pero no para la piel.

Para realizar un jabón apto para uso dermocosmético debemos tener muy en cuenta de que cada aceite tiene un índice de saponificación diferente. Este índice nos indica la cantidad de sosa caústica que debemos emplear para la completa saponificación del aceite. Para hacer un jabón para uso dermocosmético debemos garantizar que no queda ningún resto de sosa en nuestro jabón y aportarle emolencia y suavidad. Para esto debemos entender otro concepto: el sobreengrasamiento, que quiere decir que para conseguir un jabón apto debemos poner menos cantidad de sosa consiguiendo así que una parte del aceite no quede saponificado.

Un sobreengrasado alto nos dará como resultado jabones más blandos, suaves, nutritivos y que producirán más espuma. Por otro lado un sobreengrasado bajo nos dará como resultado jabones más duros, que limpian más pero no hidratan tanto y que producen menos espuma. En pieles secas y sensibles se utilizan sobreengrasados altos para pieles secas y sensibles que oscilan entre un 5% y un 12%. En cambio las pieles grasas necesitan un sobreengrasamiento menor, alrededor del 5%.La media utilizada suele ser entre un 7%-9%. Podemos tomar como referencia un 8%, que es la que suelen utilizar la mayoría de artesanos jaboneros.

jabon_manos

El sobreengrasamiento también tiene un riesgo y es que el jabón corre riesgo de estropearse al haber una parte de aceite no saponificado, pero podemos evitarlo añadiendo unas gotitas de vitamina E, que conservará nuestro jabón al ser un potente antioxidante, y además añadiremos sus beneficiosas propiedades para la piel a nuestro jabón.

Tabla de índices de saponificación de los aceites más utilizados

saponificacion-tabla

CÓMO CALCULAR LA CANTIDAD DE SOSA CAÚSTICA (NaOH)

Para saber la cantidad de sosa que debemos utilizar en la fabricación del jabón, debemos multiplicar la cantidad de aceite que vamos a utilizar por su índice de saponificación. Por ejemplo, si queremos hacer un jabón con 200 ml de aceite de oliva:

200 ml aceite de oliva x 0.136 IS aceite oliva = 27.2 gr sosa caústica

Este sería un jabón apto para uso doméstico: limpieza del hogar, lavar ropa… ya que posee un 0% de sobreengrasamiento. Para que nuestro jabón sea apto para uso corporal debemos adaptarlo al sobreengrasamiento adecuado (entre un 5% y un 12%). Por ejemplo, para obtener un jabón con un sobreengrasamiento del 8%, debemos quitar un 8% de sosa caústica:

27.2 gr. de sosa caústica x 0.92 (8%) = 25.02 gr. de sosa caústica

CÓMO CALCULAR LA CANTIDAD DE AGUA

Para calcular la cantidad de agua que debemos utilizar es muy simple. El agua que necesitamos está entre un 30%-40% de los aceites utilizados. Siguiendo el mismo ejemplo, un 30% del total de los aceites utilizados:

200 ml de aceite de oliva / 3 = 66.66 ml de agua

De todas maneras, debemos tener en cuenta que dependiendo de los aceites o mantecas debemos ajustar el agua. Más mantecas o ceras duras, añadiremos más agua.

En conclusión, para elaborar un jabón de aceite de oliva apto para la piel, necesitaremos:

  • 200 ml de aceite de oliva
  • 25.02 gr de sosa caústica
  • 66.66 ml de agua
Anuncios

18 comentarios en “La saponificación y sobreengrasamiento de los jabones

  1. Hola, y felicitaciones por su blog, yo tengo soda caustica liquida al 50% de concentración. Como hago para calcular la cantidad de soda que debo añadir a los aceites?
    gracias por su ayuda

    Me gusta

  2. Hola Silvana!!! excelente explicacion tengo una duda seria genial si me ayudas
    Yo trabajo con varios aceites oliva, coco, manteca de cacao, para que le ponga en reengrase le resto a la suma de la sosa el 8%?

    Ademas que pasa si le pongo mas del 40% de agua?
    Gracias por tu guia saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Jackeline,

      Mientras no superes un 50% de concentración, ho ha de pasar nada. Sí que ocurre que tienes que trabajar el jabón rápido porque se espesa mucho antes. Por otro lado, el jabón durante el periodo de curación pierde el agua sobrante. Cuando trabajas con concentraciones altas de agua el jabón tarda más en secarse. Un exceso de agua lo que puede provocar si el jabón no se ha secado bien, es que quede más blando, que se encoja e incluso hasta que se deforme. Otra cosa que puede ocurrir es que aparezca una capa de polvillo blanco por el jabón debido a este exceso de agua, no es malo pero queda antiestético.

      Espero haberte ayudado.

      Saludos! 🙂

      Me gusta

  3. buenas noches tengo una pequeña duda el aceite de palma le da buena dureza aun asi quitandole el 8% de soda caustica o se desase el jabon o se le tiene que poner la vitamina e para que eso no pase y cuantas gotas y en que momento se podrian cuando se esta haciendo la mezcla. tambien tengo otra pregunta si quiero añadirle aloe vera que cantidad le puedo poner y en que parte de la mezcla y el colorante que porcentaje de puedo hechar y la fragancia cuantas gotas por porcentaje y en que momento en la mezcla se hecha o como se determina que catidad de colorante, fragancia y vitamina e se le pueden hechar a la mezcla y en que momento se le hecha cada una.

    Me gusta

    • Hola Sergio,

      Las cantidades dependen de la cantidad de jabón que estés haciendo. Para un litro de jabón (sumando agua+aceites) necesitarías unos 15gr de esencia o fragancia (no aceite esencial). El colorante lo puedes ir añadiendo poco a poco hasta alcanzar la tonalidad que te guste. Todo ello se añade cuando la mezcla esté ya fría antes de enmoldar.

      Saludos!

      Me gusta

  4. hola,
    me voy a lanzar a probar a hacerlo! me gustaría añadir aloe vera ya que tengo bastantes plantas maduras y utilizaría un aceite de oliva virgen extra
    mi pregunta es en qué momento habría que añadirlo para evitar perder las propiedades del aloe?
    gracias!

    Me gusta

  5. Pingback: Jabones artesanos: la concentración | Silvan Nature: Belleza y Salud Natural

  6. Hola!! Primero felicitarte por el blog! Una vez tengo hecho el jabón con estas medidas ¿ya lo puedo usar en la piel? Hice un jabón pero me ha quedado duro y blanco y no se si lo puedo utilizar para la piel.

    Me gusta

    • Buenas noches,

      Lo que puede resultar muy perjudicial para nuestra piel es hacer un jabón tomando las medidas a ojo. Es importante que pesemos con exactitud en una balanza de precisión todos los ingredientes, especialmente la sosa, para conseguir hacer un jabón neutro.

      No lo he mencionado en el post pero antes de enmoldar compruebo el ph y lo ajusto si es necesario dependiendo también su finalidad.

      La dureza del jabón tiene que ver más con el tipo de aceite y con los niveles de yodo. Unos niveles bajos de yodo hacen que el jabón sea más duro, esto por eso no implica en su uso en la piel.

      Espero haberte ayudado! 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s